Cómo posar para una sesión de fotos

di veteri.online

Hace unos días te invitaron a posar para una sesión de fotos y aceptaste sin demora. Como nunca has participado en algo como esto, estás un poco tenso, porque no tienes la menor idea de cómo te acercas a la meta. Si yo fuera tú no me preocuparía demasiado: solo tienes que seguir las instrucciones que te darán el fotógrafo y sus asistentes y verás que todo saldrá bien.

Mientras tanto, si realmente quieres prepararte "mentalmente" para el trabajo al que estás llamado, continúa leyendo esta guía, donde te daré consejos sobre cómo posar para una sesión de fotos. Os daré a ambos unos "tips" que os serán útiles para prepararos de forma óptima antes de ir al set y algunos trucos que podréis seguir una vez que os encontréis frente a la cámara.

¿Entonces, estás listo para comenzar? ¿Sí? ¡Muy bien! Ponte cómodo, tómate todo el tiempo que necesites para concentrarte en leer las siguientes líneas y, lo que es más importante, intenta poner en práctica los consejos que te daré. Estoy convencido de que posar para una sesión de fotos será más fácil de lo que pensabas y, por qué no, incluso divertido. ¡Ahora no me queda nada por hacer, excepto desearle feliz lectura y mucha suerte en todo!

Índice

  • Cómo prepararse para una sesión de fotos
  • Consejos útiles para posar para una sesión de fotos

Cómo prepararse para una sesión de fotos

Antes de posar, primero debes saber qué debes hacer para prepararte para una sesión de fotos. A menos que tenga un equipo de maquilladores y maquilladores listos para apoyarlo, necesitará hacer gran parte de este trabajo de preparación usted mismo. Así que déjame darte algunos "consejos" que pueden ser útiles en este sentido.

Cuida tu higiene

Cuidar tu higiene es siempre muy importante, pero lo es aún más si estás a punto de posar para una sesión de fotos y por al menos dos motivos. En primer lugar, cuidar tu higiene te permite tener una mejor reproducción fotográfica: la piel es más luminosa, el cabello es más suave y la sonrisa es franca. Otro motivo importante por el que debes cuidar tu higiene tiene que ver con tu autoestima: estar pulcro y perfumado la aumenta considerablemente, dándote una mayor confianza en ti mismo.

¿Cómo puedes cuidar tu higiene personal? No creo que sea necesario darle muchos consejos al respecto. Una agradable ducha fresca seguramente tonificará tu cuerpo y te permitirá afrontar mejor la sesión de fotos en la que tendrás que participar. Cuando estés en la ducha, quizás uses champú y acondicionador, para tener un cabello sedoso (si este es el resultado que deseas lograr), luego dale palmaditas con la ayuda de una toalla y cepíllalo comenzando desde la raíz hacia arriba. hasta los extremos por lo menos una, veinte veces.

La agencia que organizó la sesión de fotos debe contar con un equipo de peluqueros que estarán listos para peinarte de la mejor manera posible, por lo que no debes preocuparte demasiado por tu cabello, si no por su limpieza.

Dado que probablemente tendrá que sonreír repetidamente mientras toma sus fotos, también considere lavarse los dientes lavándolos con un cepillo de dientes y pasta de dientes con flúor. Cepíllese los dientes al menos 2-3 veces al día (especialmente después de las comidas) y haga un buen uso del hilo dental para mantenerlos blancos y brillantes. También le recomiendo que visite regularmente al dentista para prevenir cualquier enfermedad dental (por ejemplo, piorrea), que podría provocar la pérdida y / o daño de los dientes.

Elige la ropa adecuada

Al asistir a una sesión de fotos, es muy importante elegir la ropa adecuada. En lugar de ponerte lo primero que te pase, elige con mucho cuidado la ropa que vas a poner, prefiriendo aquellas que realcen tus rasgos y tu cuerpo. Aunque a la hora de posar para una sesión de fotos normalmente la ropa que se va a poner la elige la agencia que la organizó, todavía puedes sugerir a los diseñadores de vestuario que te ayuden a embellecer tu look con algunos accesorios adecuados, como una bufanda de color o una prenda en particular. sombrero.

Si tienes que posar para una sesión de fotos organizada por algunos amigos, seguramente tendrás mucha más elección y libertad para experimentar con la ropa que prefieras. En este caso, te aconsejo que no elijas simplemente una prenda porque está en consonancia con las últimas modas y tendencias: más bien, intenta elegir prendas que te hagan sentir cómodo.

También presta atención a tu apariencia física, tratando de vestirte con prendas que realcen tus cualidades y no resalten tus defectos. Si tienes unos kilitos de más, por ejemplo, prueba a llevar ropa de color oscuro, que puede hacerte lucir un poco más delgada, mientras que si eres muy delgada evita llevar ropa excesivamente holgada y prefiere aquellas que se caractericen por colores vivos y llamativos. Verás que si prestas atención a estos sencillos trucos tendrás un aspecto mucho más agradable.

Consejos útiles para posar para una sesión de fotos

Después de haberte preparado adecuadamente siguiendo las instrucciones que te di en las líneas anteriores, es el momento de posar para la sesión de fotos. A continuación puedes encontrar algunas indicaciones que sin duda te serán de mucha utilidad para sonreír de la forma correcta y elegir la mejor pose.

Sonríe de la manera correcta

Sonreír bien es muy importante al posar para una sesión de fotos. A menos que el fotógrafo le dé diferentes direcciones, por lo tanto, no asuma una expresión que sea demasiado seria o incluso melancólica. En su lugar, trate de sonreír expresando sentimientos de risa y alegría. De hecho, sonreír puede ser una buena forma de realzar los rasgos de tu rostro y hacerte lucir más atractiva.

Mientras sonríe, preste atención a algunos trucos. Por ejemplo, evite sonreír con la boca cerrada, ya que hacer esto puede hacer que su rostro se vea poco natural. Cuando sonrías, intenta destapar ligeramente el arco superior de tus dientes, ya que hacerlo puede hacer que tu expresión parezca más brillante.

Mientras sonríe, trate de relajarse, para poder involucrar todos los músculos del rostro: de esta manera tendrá una expresión más natural y espontánea. Además, no olvide sonreír también con los ojos: apriételos ligeramente para expresar sentimientos positivos también con los ojos.

Sin embargo, dado que estás posando para una sesión de fotos, trata de seguir estrictamente las instrucciones que te dará el fotógrafo y posiblemente los miembros de su equipo: su información seguramente te será muy útil.

Si estás interesado en tener más información sobre cómo sonreír en las fotos, no dudes en consultar la guía que he dedicado a este tema: allí podrás encontrar otros consejos prácticos que sin duda te serán de utilidad. usted.

Elige la pose correcta

A la hora de asistir a una sesión de fotos es de fundamental importancia elegir la pose adecuada. Al hacerlo debes tener en cuenta sobre todo las indicaciones que te dará el fotógrafo que se encuentre frente a ti. En general, sin embargo, puedo aconsejarle que se relaje, evitando endurecer las extremidades: hacer esto le haría asumir posiciones poco naturales.

En este sentido, puede ser útil doblar un poco los brazos y las manos y flexionar las piernas hacia adelante. Además, evite pararse justo frente a la lente: gire ligeramente el torso y la cabeza para que parezca más espontáneo y casual. Al girar un poco tu cabeza y el resto de tu cuerpo, también hará que tu cuerpo adquiera mayor profundidad, ya que se crearán agradables contrastes de luces y sombras que te harán lucir aún más esbelta.

Llevar la frente ligeramente hacia adelante también puede ayudarlo a obtener mejores tiros, ya que al hacerlo, podrá estirar el cuello y resaltar la línea de la mandíbula para lograr una apariencia más arreglada.

En cuanto a la posición del cuerpo, sin embargo, puede ser útil adoptar la posición S "clásica" (a menos que el fotógrafo indique lo contrario). Para ello, coloque la mayor parte de su peso sobre uno de sus pies, de manera que le dé al cuerpo un aspecto más ondulado, sinuoso y al mismo tiempo natural.

Dado que se le tomarán muchas fotos, no se quede atascado en una posición en particular: intente experimentar y "jugar" con su cuerpo y con los elementos presentes en el conjunto de fotos (por ejemplo, el piso, la pared, un banco , etc.). De esta forma, encontrarás poses originales y, por qué no, también divertidas.